Menu

La Neutralidad de la Red se Acabó en Estados Unidos Destacado

Foto/Twitter Foto/Twitter

La peor pesadilla para los defensores de los derechos digitales se ha hecho realidad este lunes 11 de junio. Después de la votación de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) para acabar con la neutralidad de la red, la orden ha entrado en vigor y, con ella, se vuelven más visibles las críticas por parte de políticos y activistas.

En diciembre de 2017 y después de meses de discusiones, Ajit Pai, el comisionado ejecutivo de la FCC, tuvo su pequeña victoria con una mayoría de votos a favor de que se revirtiera la Orden de Internet Abierto de 2015, propuesta por el ex presidente Barack Obama. Con Donald Trump, Estados Unidos ha dado un giro en varias políticas y el futuro del internet no podía ser menos.

Hasta el momento más de 20 estados han presentado demandas para detener la derogación e la neutralidad de la red, entre los que se encuentran Nueva Jersey, Washington, Oregon y California.

El eje central de la aprobación de la reforma de la FCC es que internet ha pasado de ser un servicio de Título II, entendido como una utilidad pública como lo es la telefonía o la electricidad, para pasar a ser de Título I. Este cambio implica que los reguladores no cuentan con una base legal que les impida bloquear los contenidos que deseen, que prioricen contenido o cualquier otra práctica que atenta contra la neutralidad de la red.

Las operadoras de internet podrán hacer, a partir de ahora, lo que quieran en la red y no hay ninguna manera de evitarlo por la vía legal. Uno de los retos radica en que la competencia entre las operadoras de internet es bastante reducida por lo que la empresa con más presencia puede actuar a su antojo y fomentar todavía más su poder en el sector.

EL OBJETIVO DE LA NEUTRALIDAD DEL INTERNET ES:

Que podemos acceder a los diferentes sitios y aplicaciones con la misma velocidad de carga para cada una. Con ello se garantiza que ninguna de las empresas proveedoras de internet puede bloquear, agilizar ni retardar ningún canal de interacción en la red. Así lo explica CNN.

Si no existiera este principio, las proveedoras podrían elegir cuales sitios se cargan más rápido y a cuales bloquear.

Las reglas de neutralidad de la red fueron aprobadas por la Comisión en 2015 y tenían como objetivo mantener el Internet abierto y justo.

Los pros y los contras
Como en todo plan polémico, existe el lado a favor y el lado en contra.

Hablando de quienes están a favor de la derogación, argumentaron la necesidad de deshacerse de las reglas de neutralidad ya que eran un "obstáculo" para la inversión y la innovación de banda ancha.

Los analistas han explicado hasta ahora que proveedores de internet como AT&T y Verizon han afirmado que no pretenden ralentizar ni bloquear contenido pero estos compromisos pueden cambiar en un futuro, sobre todo si tienen la vía legal para hacerlo.

 

Deja un comentario

volver arriba

Google+