Menu

Hallan Enorme Agujero en la Ionosfera de la Tierra Causado por un Calentamiento Estratosférico Repentino Destacado

Pronosticar el clima espacial es aún más desafiante que la meteorología regular. La ionosfera, la capa atmosférica superior que contiene partículas cargadas por la radiación solar, afecta a muchos de los sistemas vitales de navegación y comunicación actuales, incluidas las aplicaciones de mapas de GPS y las herramientas de navegación de aviones. Ser capaz de predecir la actividad de los electrones cargados en la ionosfera es importante para garantizar la integridad de las tecnologías basadas en satélites.

La investigación del geoespacio ha establecido desde hace tiempo que ciertos cambios en la atmósfera son causados ​​por la radiación del sol, a través de mecanismos que incluyen el viento solar, las tormentas geomagnéticas y las erupciones solares. Los efectos de acoplamiento (o cambios en una capa atmosférica que afectan a otras capas) son más controvertidos. Los debates incluyen el alcance de las conexiones entre las capas, así como la extensión de dichos efectos de acoplamiento, y los detalles de los procesos relacionados con estos efectos.

Uno de los eventos atmosféricos a gran escala más interesantes desde el punto de vista científico se llama calentamiento estratosférico repentino (SSW), en el que enormes ondas en la troposfera, la capa más inferior de la atmósfera en la que vivimos, se propagan hacia la estratosfera. Estas ondas planetarias son generadas por el aire que se mueve sobre estructuras geológicas tales como grandes cadenas montañosas; una vez en la estratosfera, interactúan con las corrientes de chorro polar. Durante un SSW importante, las temperaturas en la estratosfera aumentan dramáticamente en el transcurso de unos pocos días.

En algún momento se pensó que los cambios inducidos por SSW en la ionosfera eran eventos diurnos. Un estudio reciente dirigido por Larisa Goncharenko del MIT Haystack Observatory, disponible en línea y en la próxima edición de la Revista de Investigación Geofísica: Física Espacial, examinó un SSW importante desde enero de 2013 y su efecto sobre la ionosfera nocturna. Décadas de datos de la instalación geospacial MIT Millstone Hill en Westford, Massachusetts; El Observatorio de Arecibo en Puerto Rico; y el Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) se usó para medir varios parámetros en la ionosfera y separar el efecto del SSW de otros efectos conocidos.

El estudio encontró que la densidad de electrones en la ionosfera nocturna se redujo drásticamente por los efectos del SSW durante varios días: se formó un agujero significativo que se extendía a través de los hemisferios desde las latitudes 55 ° S a 45 ° N. También midieron un fuerte movimiento descendente del plasma y una disminución en la temperatura de los iones después del SSW.

"Goncharenko et al. muestran claramente que un forzamiento atmosférico menor asociado al gran evento meteorológico denominado SSW también puede influir en la ionosfera de latitudes bajas y medias ", dice Jorge L. Chau, director del Departamento de Detección Remota de Radar del Instituto Leibniz de Física Atmosférica. "De alguna manera, se esperaba la conexión, dada la fuerte conectividad entre las regiones; sin embargo, debido a otros factores que compiten entre sí, la falta de datos adecuados y, lo que es más importante, la falta de perseverancia para buscar conexiones nocturnas, los estudios previos no han mostrado tales conexiones, al menos no tan claras. Los nuevos hallazgos también abren nuevos desafíos y oportunidades para mejorar la comprensión de los forzamientos atmosféricos más bajos en la ionosfera ".

Estos resultados significativos de Goncharenko y sus colegas también se presentan como un destacado de investigación de AGU en EOS .

Comprender cómo los eventos lejanos y en otras capas de la atmósfera afectan a la ionosfera es un componente importante de la predicción meteorológica espacial; Se necesita trabajo adicional para precisar los mecanismos precisos mediante los cuales los SSW afectan la ionosfera nocturna y otros efectos de acoplamiento.

"Los grandes agotamientos en la ionosfera nocturna mostrados en este estudio son potencialmente importantes para el clima espacial cercano a la Tierra ya que pueden afectar la respuesta de la atmósfera superior a las tormentas geomagnéticas e influir en la aparición de irregularidades en la ionosfera", dice Nick Pedatella, científico de la Alta Observatorio de la altitud del Centro Nacional de Investigación Atmosférica. "Los agotamientos observados en la ionosfera nocturna proporcionan otro punto de referencia para probar la fidelidad de las simulaciones de modelos del impacto de los SSO en la ionosfera".

Leer más ...

Tras Investigación Astrónomos Redimensionan el Tamaño de la Vía Láctea Destacado

BEIJING.- Astrónomos de diferentes países están recalculando el tamaño de la Vía Láctea gracias a datos provenientes de un telescopio chino.

Durante décadas, los astrónomos han creído que el radio de la galaxia mide alrededor de 50 mil años luz, y que la distancia del Sol desde su centro sería de unos 25 mil años luz. Existe un límite claramente definido en el borde del disco astral galáctico, y a partir de allí la cantidad de estrellas cae de manera abrupta.

Pero en los últimos años han sido descubiertas más estrellas jóvenes más allá de ese borde, lo que indica que el disco astral se extendería más lejos de donde hasta ahora se creía, según datos recopilados por un telescopio ubicado en el distrito de Xinglong de la provincia septentrional china de Hebei.

El Telescopio Espectroscópico Multiobjetivo de Fibra de Gran Área Espacial (LAMOST, siglas en inglés), del Observatorio Astronómico Nacional (OAN) de la Academia de Ciencias de China, puede observar cerca de cuatro mil cuerpos celestiales a la vez, y ha hecho valiosas contribuciones al estudio de la estructura de la Vía Láctea.

A finales del año pasado, el astrónomo del OAN Liu Chao contó las estrellas en el borde de la galaxia utilizando datos del LAMOST y dibujó un muestrario del anillo exterior del plano de la galaxia.

Liu descubrió que aunque hay menos estrellas, estas no desaparecen del todo a 50 mil años luz del centro galáctico, sino que aún se pueden encontrar a 62 mil años luz.

Desde entonces, otros expertos, entre ellos científicos españoles, han participado en la investigación de Liu. Con base en sus descubrimientos, ellos calculan que el radio del disco astral galáctico podría llegar a los 100 mil años luz.

Científicos chinos han establecido el banco de datos de espectros estelares más grande del mundo basándose en observaciones del LAMOST, información que utilizarán para entender mejor la Vía Láctea y estudiar la evolución de galaxias y del universo.

Leer más ...

Video: La NASA Descubre Dos Nuevos Planetas y un Sistema Similar a Nuestro Sistema Solar Destacado

Este jueves, a las 6.00 GMT, la NASA celebra una conferencia de prensa para hacer un gran anuncio sobre un descubrimiento hecho por su telescopio espacial Kepler dentro de su misión de búsqueda de exoplanetas.

Durante la conferencia, la NASA informó que descubrió dos planetas nuevos, Kepler-80 g y Kepler-90 i. Ese ultimo cuerpo celestre es el tercer planeta que orbita el sistema planetario de la estrella Kepler-90 que, desde ahora, es el primero—aparte de nuestro Sistema Solar— que cuenta con ocho planetas, según conocemos a día de hoy.

Es probable que otros sistemas planetarios sean más prometedores para la vida que Kepler-90. Cerca de un 30 % más grande que la Tierra, Kepler-90i está tan cerca de su estrella que la temperatura promedio de su superficie podría ser superior a 425 ºC —similar a la de Mercurio— mientras que Kepler-90h, el planeta más externo del sistema, orbita alrededor de su estrella a una distancia similar a la que hay entre la Tierra y el Sol.

Christopher Shallue, el representante de Google que participa en la conferencia junto con tres especialistas de la NASA, explicó que su compañía desarrolló una red neuronal capaz de identificar planetas incluso aunque su señal sea muy débil.

"El sistema Kepler-90 es como una miniversión de nuestro Sistema Solar. Tiene planetas más pequeños dentro y otros más grandes en la parte externa, pero todo está más apretado", detalla Shallue.

"Tal y como esperábamos, hay descubrimientos emocionantes escondidos en nuestro archivo de datos del Kepler" y "estos nuevos hallazgos reflejan que nuestros datos serán un tesoro escondido" que estará "disponible para investigaciones innovadoras durante muchos años", afirmó el director de la división de Astrofísica de la NASA en Washington, Paul Hertz.

Los científicos entrenaron a una red neuronal —un sistema de aprendizaje automático— para que buscara e identificara señales de planetas en la enorme base de datos del Kepler. Después de que 'aprendiera' a distinguir entre cuerpos celestes tras examinar 15.000 señales, ese sistema se empleó para buscar planetas en cerca de los 670 estrellas en las que ya se conocían varios de esos astros.

En su comunicado previo a la conferencia, la NASA destacó el papel que el telescopio Kepler tuvo en el descubrimiento de planetas que orbitan otras estrellas y se asemejan por su tamaño y condiciones a la Tierra.

Kepler fue lanzado al espacio en marzo de 2009 y estuvo recogiendo datos sobre otras estrellas y sistemas planetarias hasta que su primera misión terminó en 2012. Dos años después, los científicos iniciaron una nueva misión, K2, cuyo objetivo está centrado en la búsqueda de planetas fuera del sistema solar, llamados exoplanetas, así como en estudiar estrellas jóvenes, supernovas (explosiones estelares) y otros fenómenos espaciales.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Google+